Un viaje encantador por Islandia - Gypsy Warrior

Un viaje encantador por Islandia

Escuche este artículo:

Índice (enlaces rápidos)

Día 1: Llegada a Reykjavík Nuestra aventura en Islandia comenzó cuando aterrizamos en el Aeropuerto Internacional de Keflavík. La emoción llenó el aire mientras nos dirigíamos a Reykjavík, la vibrante capital de Islandia. Nos registramos en nuestro acogedor hotel y pasamos el día explorando la ciudad, visitando lugares famosos como Hallgrímskirkja, Harpa Concert Hall y la escultura Sun Voyager.

Vista aérea de Reikiavik
Vista aérea de Reikiavik

Día 2: El Círculo Dorado Nos despertamos temprano y nos embarcamos en la icónica gira Golden Circle. Nuestra primera parada fue el Parque Nacional Þingvellir, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO donde se encuentran las placas tectónicas de América del Norte y Eurasia. A continuación, nos maravillamos con las poderosas aguas termales de Geysir y la espectacular cascada de Gullfoss. A medida que el día llegaba a su fin, disfrutamos de un relajante baño en Secret Lagoon.

Niebla de la cascada de Gullfoss
Niebla de la cascada de Gullfoss

Día 3: Aventura en la Costa Sur Nuestro viaje por la costa sur de Islandia comenzó con una visita a Seljalandsfoss y Skógafoss, dos de las cascadas más impresionantes del país. Luego nos dirigimos a la playa de arena negra de Reynisfjara, admirando sus imponentes columnas de basalto y sus impresionantes olas. Esa noche, nos retiramos a nuestra casa de huéspedes en el campo con la esperanza de echar un vistazo a la aurora boreal.

Día 4: Cuevas de Hielo y Glaciares El cuarto día, nos aventuramos a Vatnajokull Parque Nacional y se embarcó en una visita guiada a una cueva de hielo. Dentro de las deslumbrantes cuevas de hielo azul, nos sorprendió la belleza del arte de la naturaleza. Después de la exploración de la cueva de hielo, nos unimos a una caminata guiada por el glaciar, maravillándonos con el paisaje único del hielo antiguo.

Glaciar Vatnajökull con piscina de fusión
Glaciar Vatnajökull con piscina de fusión

Día 5: Fiordos del Este y Seyðisfjörður Condujimos a lo largo de los impresionantes Fiordos del Este, deteniéndonos en pintorescos pueblos de pescadores como Djúpivogur y Fáskrúðsfjörður. Nuestro destino era la encantadora ciudad de Seyðisfjörður, un paraíso para artistas y amantes de la naturaleza. Pasamos la noche en una pintoresca casa de huéspedes, rodeada de montañas y cascadas.

Día 6: Mývatn y Húsavík Nuestro viaje continuó hasta la zona del lago Mývatn, famosa por sus maravillas geotérmicas. Visitamos las piscinas de lodo burbujeante en Námafjall y las formaciones de lava surrealistas en Dimmuborgir. Esa noche llegamos al pintoresco pueblo de Húsavík y nos preparamos para nuestra aventura de avistamiento de ballenas al día siguiente.

Día 7: Avistamiento de Ballenas y Akureyri Por la mañana, zarpamos en un tour de avistamiento de ballenas, donde vimos ballenas jorobadas y minke, así como delfines juguetones. Luego, exploramos la encantadora ciudad de Akureyri, a menudo conocida como la "Capital del norte de Islandia". Visitamos la iglesia de Akureyri, paseamos por el jardín botánico y disfrutamos de la cocina local.

Vista del crucero desde la calle Akureyri
Vista del crucero desde la calle Akureyri

Día 8: península de Snæfellsnes Nuestro último día en Islandia nos llevó a la impresionante península de Snæfellsnes. Nos maravillamos con la icónica montaña Kirkjufell, exploramos la cueva de lava Vatnshellir y paseamos por la escarpada costa de Arnarstapi. Mientras se ponía el sol en nuestro increíble viaje, reflexionamos sobre los recuerdos inolvidables que creamos en esta tierra de fuego y hielo.

Islandia paisajes de otro mundo
Islandia paisajes de otro mundo

En conclusión, nuestro viaje por Islandia fue realmente encantador. Con sus increíbles paisajes, características geológicas únicas y gente amigable, la isla nos dejó una impresión imborrable. Mientras nos preparábamos para regresar a casa, sabíamos que siempre atesoraríamos los recuerdos de nuestro tiempo en esta tierra mágica.

Día 9: Salida Con el corazón apesadumbrado, nos despedimos de Islandia y regresamos al Aeropuerto Internacional de Keflavík. Cuando abordamos nuestro vuelo, no pudimos evitar sentir un profundo sentimiento de gratitud por la experiencia única en la vida que Islandia nos había brindado. Desde la imponente aurora boreal hasta las encantadoras cuevas de hielo, nuestro viaje fue nada menos que extraordinario.

A lo largo de nuestra aventura, se nos recordó constantemente el delicado equilibrio de la naturaleza y la importancia de preservar los paisajes vírgenes de Islandia para las generaciones futuras. También nos inspiró la resiliencia y la calidez de los islandeses, que no solo han abrazado su entorno único, sino que también han cultivado una cultura rica y diversa.

Mientras volábamos sobre los vastos glaciares y los paisajes volcánicos, sabíamos que esto no era un adiós, sino una promesa de regresar algún día a esta hermosa isla. Islandia había conquistado nuestros corazones, y estábamos seguros de que llevaríamos un pedazo de ella con nosotros dondequiera que fuéramos.

Mientras tanto, compartiríamos nuestras historias y fotos con amigos y familiares, con la esperanza de inspirar a otros a embarcarse en sus propios viajes a esta tierra increíble. Regresamos a casa con una nueva apreciación de la belleza y el poder de la naturaleza, y un profundo sentido de conexión con la extraordinaria isla que es Islandia.

Encontrar su lugar tranquilo: bibliotecas y zonas tranquilas en Islandia

Aplicaciones y herramientas esenciales para nómadas en Islandia

Aprender el idioma islandés: consejos rápidos y recursos

Parque Nacional Thingvellir: una maravilla natural de Islandia

Espacios de trabajo compartido asequibles en Islandia

Cómo afrontar los cortes de energía: estar preparados en Islandia